Regresar a inicio

Villa María: Reseña Histórica

A la llegada de los españoles el territorio estaba habitado por aborígenes. En el siglo XVI, en el trayecto que unía las capitales de los virreinatos de Lima y Buenos Aires, se crearon postas; en la ruta que siguieron Jerónimo Luis de Cabrera y su lugarteniente Lorenzo Suárez de Figueroa, una de ellas fue la denominada “Posta del Paso de Ferreyra”, situada a orillas del Río Ctalamochita, estratégicamente ubicada en el trayecto del Camino Real.

Villa María: Reseña HistóricaSobre la margen izquierda de este río, existía la “Estancia del Paso de Ferreyra”, propiedad de Lorenzo Suárez de Figueroa. En 1839 la compró el comerciante de la ciudad de Buenos Aires Don Mariano Lozano y, tiempo después, se la vendió a Don Manuel Anselmo Ocampo, joven porteño de 34 años de edad y de familia vinculada con el poder político y económico, quién después de la fundación se incorporó a la política, resultando electo senador de la provincia de Buenos Aires en el período 1874-1880.

Villa María: Reseña HistóricaEn 1866 se inicia el tendido del Ferrocarril Central Argentino que une Buenos Aires con la ciudad de Córdoba, previa etapa en la ciudad santafesina de Rosario. Para esa época, el terrateniente Manuel Anselmo Ocampo decide lotear las tierras cercanas a la antigua posta, lo que da motivo al proceso fundacional de la ciudad: hizo trazar el plano en sus tierras el 25 de septiembre de 1867 y los envió al Gobierno de Córdoba junto con el plano de la futura ciudad. La tarea técnica de elaboración de planos estuvo a cargo del ingeniero Etchenique. El mismo se concentró alrededor de la estación ferroviaria, debiéndose talar un bosque de espesa vegetación. Esto sin duda promovió el origen y desarrollo demográfico y económico de Villa María.

Se reconoce como fecha para festejar el aniversario de la ciudad el 27 de septiembre, fijando la fecha de fundación en 1867. Pero debe aclararse que esa fecha ha surgido de un acuerdo entre vecinos que estudiaron la historia ya que nunca existió un acto específico de fundación.

Dos posibles motivos indican por qué se designó a esta localidad con el nombre de “Villa María”: uno es por homenaje a la Virgen María, patrona de la ciudad. El otro motivo puede ser en homenaje a María Luisa, la hija mayor de Manuel Anselmo Ocampo. Este, a su vez, fue abuelo paterno de la escritora Victoria Ocampo.

Villa María, típica ciudad de la Pampa Gringa cordobesa, recibió desde un primer momento un aflujo masivo de inmigrantes italianos (170 familias), españoles (105 familias), alemanes (57 familias), franceses (16 familias) e ingleses (10 familias).

Desde sus orígenes en 1867, ayudada por la llegada del ferrocarril y la pre-existencia de la vecina localidad de Villa Nueva, el crecimiento de la población fue tan rápido que en 1915 fue categorizada como ciudad a partir de una reforma de la Constitución de la provincia.



Desde ese momento se convirtió en el centro de intermediación comercial más importante que tuvo por años el Ferrocarril Central Argentino. La presencia del ferrocarril favoreció su progreso por tratarse de un nudo que concentraba los FFCC Gral. Bartolomé Mitre, Gral. Belgrano y Gral. San Martín. Es, además, un enlace de la Ruta nacional N° 9 (tramo Buenos Aires-Córdoba) con otras rutas provinciales, como la Ruta N° 158 que une las ciudades de Río Cuarto con la de San Francisco.

La red ferroviaria se completó con un ramal hacia Río Cuarto (1871) con destino final a la región de Cuyo, a Santa Fe (1836) vía La Carlota y a San Francisco (1904) vinculándose con el litoral.

El ferrocarril cruza la campiña cordobesa uniendo Rosario y Córdoba. Villa María se convierte en cabeza de un segundo ferrocarril, el Andino, que la une con San Luis.

Con la llegada del ferrocarril, llega el telégrafo que unía a Rosario, Córdoba y Buenos Aires, estableciéndose como la primera población Argentina con asiento de una línea internacional.

En 1871, cuando Villa María estaba a punto de cumplir sus primeros cuatro años de existencia, dos diputados nacionales presentaron un proyecto de ley en cual plantearon que se creara una “comisión compuesta por un Ministro del Poder Ejecutivo, dos senadores y dos diputados elegidos por el presidente de la República, acompañados de los ingenieros que ella juzgue necesarios”. La misión de esta comisión propuesta en el Congreso Nacional era la de “…examinar si a inmediaciones de Villa María y Villa Nueva, sobre una u otra margen del Río Tercero de la provincia de Córdoba, se encuentra alguna localidad que reúna las condiciones necesarias para establecer en ella la capital de la República”.

La autoría de ese proyecto de ley, fechado el 13 de setiembre de 1871, correspondió al diputado por Buenos Aires Eduardo Costa y Santiago Cortínez, diputado por San Juan. En el segundo artículo del proyecto se disponía que la comisión a constituir debía informar acerca de las “condiciones de salubridad”, disponibilidad de agua y “fertilidad de la tierra” en la zona a estudiar. Esa información se volcaría en un “informe detallado” que debía exponerse: “Al abrir las sesiones del Congreso el año próximo…” (es decir 1872). El proyecto pasó a la comisión de Negocios Constitucionales de la Cámara y las cosas se aceleraron. El 16 de septiembre ésta se expide, actuando como miembro informante ante la Cámara, el diputado por Buenos Aires doctor Guillermo Rawson, quien en una extensa alocución, de manera entusiasta, remarcó las conveniencias políticas y geográficas de establecer la capital en la zona propuesta.

El 19 de septiembre de 1871, el Congreso de la Nación sancionó la ley que en sus primeros artículos estableció la federalización del punto denominado Villa María. Se demarcaría un área de 26 kilómetros por costado cuyos límites serían fijados por una comisión compuesta por cuatro legisladores y el ministro del Interior. Según se establecía, la capital de la Nación debería erigirse en el centro del territorio que delimitara la mencionada comisión. Para ello se fijó sujeta a expropiación “por causa de utilidad pública” un área de 10 kilómetros por costado. Pero la nueva capital que debía erigirse, de ponerse en vigencia real la ley, no llevaría la denominación de las existentes Villa María o Villa Nueva, dado que explícitamente se dejaba establecido que esa ciudad se denominaría “Rivadavia”.

En 1871 el Congreso de la Nación sanciona un proyecto de ley declarando a Villa María Capital de la República. Sin embargo, el entonces presidente de la Nación, Domingo Faustino Sarmiento, vetó la ley por entender que esta localidad, expuesta a malones indígenas, no era segura para las autoridades nacionales.

En el mismo año, 1871, se construye la primera escuela, estando a cargo de los maestros Abraham Juárez y Mercedes Peralta de Juárez.

De 1874 data la edificación de la Iglesia Catedral. Para el Centenario de la República, en 1910, se le agregan naves laterales. En la década del ’20 fueron agregados el cuerpo de la fachada y la casa parroquial.

En el año 1880 los vecinos Joaquín Pereyra y Domínguez y Marcelino Arregui, prósperos comerciantes, adquirieron a Manuel Anselmo Ocampo toda su propiedad, donde estaba comprendido el actual radio urbano de Villa María.

En 1881 se inauguró el puente Vélez Sarsfield, que facilitó lo comunicación de ambas villas del Río Ctalamochita.

En 1882 se instaló una imprenta, adquirida por los mismos vecinos, para editar el primer periódico del pueblo: “El Sol”.



En 1883, los mismos propietarios Pereyra y Domínguez y Arregui, procedieron a reformar el plano original, circunstancia que le atribuyera a éstos el verdadero carácter de fundadores. Asimismo, con la ayuda de un grupo de vecinos influyentes propiciaron el establecimiento de la Municipalidad autónoma, ya que hasta entonces dependía de una administración comunal departamental. Don Pedro Viñas fue consagrado el 2 de diciembre de ese mismo año como primer intendente de Villa María, con 825 habitantes.

En la década 1880/90 tiene un sostenido crecimiento, instalándose el alumbrado público a kerosene y se habilita un tranway a caballo que la unía a Villa Nueva. En 1890 se inaugura el nuevo edificio de la Municipalidad. Donde antes se erigiera la escuela y el templo, queda establecido el Registro Civil y se inaugura un nuevo templo parroquial.

La llegada del siglo XX trajo diversas manifestaciones de progreso en la cultura y el desarrollo urbano. La condición estratégica de Villa María, abierta en abanico vial hacia todos los puntos cardinales del país, promovió la radicación de hombres y mujeres, consolidando el progreso alcanzado en las primeras tres décadas.

En 1904 se funda la primera Biblioteca Popular Amigos del Progreso (más tarde llamada Bernardino Rivadavia) y comienza a publicarse la primera revista de la urbe: “La Idea”.

En 1905 hace su aparición el espectáculo que todos llamaban “fotografías en movimiento”, designado así el cine en un principio.

En 1910, con motivo de la celebración del Centenario de lo Revolución de mayo, a la Plaza Norte se la denomina “Centenario”.

En 1911 se cubre el radio urbano con el servicio telefónico y se desarrolló el primer servicio domiciliario y público de electricidad.

En 1915 Villa María ya contaba con 10248 habitantes y fue elevada a la categoría de Ciudad por el Gdor. de Córdoba Ramón J. Cárcano.

En 1926 aparece el periódico conocido con el nombre de “El Diario”.

En 1930 la enseñanza secundaria se incorpora a los niveles de estudio de los jóvenes villamarienses.

Ese mismo año -1930- se inaugura el Palace Hotel, considerado el mayor de la región hasta el año 1988.

La Plaza Manuel Ocampo fue inaugurada el 20 de septiembre de 1932 durante la intendencia de Eugenio Parajón Ortiz, en un acto del que participaron los familiares de Manuel Anselmo Ocampo. Constituye un símbolo del deporte local, fue creada para impulsar la actividad física en los villamarienses. En su cancha se disputaron numerosos duelos futbolísticos y en 1979 pisó su césped Diego Maradona.

El 12 de agosto de 1933 Carlos Gardel canta en el Teatro Capitol (hoy Teatro Verdi) generando una gran expectativa entre los habitantes. Vea más información y recortes de la época en quienesgardel.com.ar

En 1935 la ciudad exhibió la remozada Plaza Centenario y comenzó a lucir sus primeras calles pavimentadas. Se incorporaron los servicios de cloacas y agua corriente y se instaló un matadero modelo. Se construye el puente Juan Bautista Alberdi que une esta ciudad con Villa Nueva.

En 1937 se inaugura oficialmente la pavimentación de la Ruta nacional N° 9 que desde Buenos Aires, pasando por Villa María, se dirigía al norte para conformar la carretera Panamericana.

En 1939 queda habilitada la Asistencia Pública.

En 1943 abre sus puertas la Biblioteca Municipal “Mariano Moreno”.

En 1951 se crea el Cuerpo de Bomberos Voluntarios.

En 1957 el Papa Pío XII creó la Diócesis de Villa María y elevó la ciudad a sede episcopal.

Ese mismo año, se crea la Orquesta de Cuerdas, que con el tiempo sería oficializada como la Orquesta de Cámara de la Provincia de Córdoba.

En 1960 se realiza un censo determinando que Villa María era la tercera ciudad mayor de Córdoba, con una población de 42.626 habitantes.

En 1967, con motivo de celebrarse el Centenario de la ciudad, fue construido el Anfiteatro Municipal. Al mismo tiempo se creó el Festival Nacional de Peías Folclóricas. Su capacidad era para 5000 personas.

Desde 1968 la ciudad es sede del Festival Nacional de Peñas Folclóricas, edificándose para tal evento un gran anfiteatro, que en 2005 fue ampliado hasta llegar a una capacidad para 12.000 espectadores. El mismo escenario se utiliza para espectáculos internacionales como los de Ricardo Arjona, Chayanne, Enrique Iglesias y bandas de rock como La Renga, Los Piojos, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Divididos. En 2010 se comenzó en techado del anfiteatro que estuvo listo para el Festival de Peñas en febrero de 2011.

Entre sus gobernantes más recordados se destaca la figura de Salomón Deiver (en 1940 y 1958), hombre que mantuvo un lazo importante con los sectores más pobres del lugar. Otra figura recordada es el intendente Parajón Ortiz (1925 y 1934), liberal de origen radical que en un segundo mandato logrado cuando el fascismo impuesto por la dictadura del ’30 campeaba en la provincia de Córdoba. Si bien en ese período se realizaron importantes obras, también se destacaron los negociados y los bajos salarios que se les pagó a los obreros municipales y de empresas que trabajaban con la administración local.

En la década del ’70 se incorpora a la ciudad la primera carrera universitaria a través de la Delegación de la Universidad Tecnológica Nacional.

En 1984 se creó una Delegación de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos.

En 1985 tuvo lugar el Primer Festival Nacional de Cinematografía.

En 1988, el Palace Hotel fue adquirido por la Municipalidad para trasladar su funcionamiento en él.

El censo poblacional del año 1991 registró 64.763 habitantes, con una proyección a 70.000 para fines de siglo.

En 1997 se crea la Universidad Nacional Villa María.

En 2007 quedó unida a Córdoba por la autopista (2 carriles por mano)

En 2010 se habilita la autopista en el tramo Villa María-Rosario.

En 2010 se comienza el techado del Anfiteatro Municipal que se inaugura ya con el Festival de Peñas en Febrero de 2011.

En 2011 se inaugura el Aeropuerto Regional “Presidente Néstor Kirschner”. Consta de una pista de aterrizaje de 1.800 metros de extensión, por 30 de ancho, balizada para vuelos nocturnos, una torre de control, hangares, edificio para bomberos y estación meteorológica. Y podrán aterrizar hasta Boeing 737

En 2011 se inaugura La TECNOTECA, Centro de Innovación Tecnológica y Procesos Productivos, es una experiencia para niños, adolescentes y jóvenes de la ciudad y la regió. Este centro permite la interacción con la tecnología y con los procesos productivos de las empresas e industrias.



Villa María: Reseña Histórica


Facebooktwittergoogle_plus